ESP | ENG
LOG IN

¿Quieres conocer nuestras últimas novedades?

ACTUALIDAD

BIOTECNOLOGÍA INDUSTRIAL

7 noviembre 2018
La apuesta por la biotecnología industrial basada en el uso microorganismos vivos abre la puerta a soluciones innovadoras incluso más eficaces que las tradicionales

La industria química está dando pasos hacia un mundo más sostenible, apoyándose principalmente en los avances que ofrece la biotecnología industrial, también conocida como biotecnología “blanca”, que utiliza microorganismos vivos para crear nuevos productos y nuevas aplicaciones en muchos sectores. Uno de ellos es el de la limpieza, en el que se han creado un gran número de soluciones innovadoras que son incluso más eficaces que los tradicionales. Así lo ha explicado, Antonio Alberola, director de producto de Cleanity, durante la ponencia “Innovación en la Industria Alimentaria y Agroquímica”, que se ha celebrado en el marco de ChemPlast Expo, la feria de referencia de la química en la industria 4.0 que se celebra en Madrid estos días. 

La irrupción de este tipo de biotecnología se ha generado a partir de que la industria ha ido tomando conciencia de que los nuevos desarrollos también implican problemas medioambientales y, en ocasiones, efectos secundarios no deseados. Existe, además, mayor concienciación de que existe una dependencia importante de la economía mundial de los recursos naturales, que son cada vez más escasos, y una mayor preocupación por la salud y la seguridad.

“Con todo, la denominada química verde busca la eficacia a través de la reducción de costes, riesgos, residuos, energía y recursos no renovables”, comenta Antonio Alberola.
La biotecnología industrial incluye productos como los bioactivos (enzimas, proteínas y péptidos) que se usan en industria alimentaria y en los productos de limpieza; los biomateriales, que pueden sustituir a fibras naturales  en textiles, y las biorefinerías (etanol y bioetanol).

En lo que concierne a la higiene industrial, la biotecnología permite desarrollar tensoactivos sintetizados biológicamente, que son más respetuosos con el medioambiente, tienen baja toxicidad y alta biodegradabilidad.

No obstante, la irrupción del uso de enzimas ha conseguido reducir el uso de agentes tensioactivos, cumpliendo como agentes blanqueadores y desengrasantes entre otros usos. En palabras del director de producto de Cleanity, “este avanceque Cleanity ha incorporado en su gama BIO , mejora los rendimientos de los procesos de limpieza por su alta eficacia, favorecen la eficiencia energética, ya que requieren menos temperatura para actuar, son biodegradables y puedes sustituir a los productos clorados o alcalino clorado tradicionales”. 
El auge por los productos químicos basados en la biotecnología sostenible se ve también en el volumen de ventas, sobre todo en la última década. De hecho, si en 2007 representaba un 3,5% del total de las ventas, se pasó a un 7,7% en 2012 para alcanzar en 2017 un 15,4%, que representa más de 300B de euros.

Como explica el responsable de producto de Cleanity, “la industria ha comprendido que la inversión en investigación y desarrollo, -especialmente la que tiene en cuenta la relación entre tecnología y medioambiente-, es capaz de generar innovaciones que contribuyen a aumentar la competitividad y la rentabilidad de las empresas que son sostenibles en sus actividades”.
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar