ESP | ENG
LOG IN

¿Quieres conocer nuestras últimas novedades?

ACTUALIDAD

INNOVACIÓN Y SOSTENIBILIDAD EN LA INDUSTRIA DE LA DETERGENCIA
10 mayo 2019
La presencia de biofilms es uno de los riesgos más acuciantes y complejos de controlar en las industrias alimentaria y cosmética. No sólo entraña un riesgo para la salud y aumentan considerablemente los problemas de contaminación cruzada, sino que generan pérdidas económicas por daños en los equipos, elevado consumo energético y la corrosión debido a bacterias. 
Para dar respuesta a este desafío, desde Cleanity están trabajando en la gama Cleanity BIO, que representa un cambio de paradigma en los métodos de limpieza utilizados hasta la fecha y que abre la puerta a soluciones más sostenibles. Así lo ha explicado Antonio Alberola, director de producto de Cleanity, durante la ponencia “Innovación y sostenibilidad en la industria de la detergencia”, que se ha celebrado en el marco de ChemPlast Expo, la feria de referencia de la química en la industria 4.0 que se celebra en Madrid estos días. 

Hasta ahora, las soluciones eliminadoras pasaban por dos tecnologías principales, las químicas - que destacan por su bajo coste operativo y son eficaces en la eliminación-, y las enzimáticas. Estas últimas, aunque cuentan con importantes carencias en su nivel de eficacia frente a la suciedad presente, sí que tiene importantes ventajas como una capacidad selectiva contra los elementos del biofilm y una menor peligrosidad en la manipulación. 

Desde Cleanity trabajan para aprovechar las ventajas de la tecnología enzimática como base de su innovación. Según ha explicado Antonio Alberola, “el principio común de estas nuevas formulaciones se basa en una combinación de enzimas que ataque a la matriz de EPS, proteínas y suciedades que pueden encontrarse rodeando el biofilm, una selección de extractos naturales que actúen sobre el Quorum Sensing en las bacterias y que cuente con un sistema secuestrante que lo hagan apto para todo tipo de aguas”. 

Asimismo, añade: “Gracias a la inclusión de extractos naturales en los desengrasantes o limpiadores, estamos abriendo una nueva vía con la gama de soluciones Cleanity BIO que presenta los activos más eficaces para el control y la eliminación de biofilms, al tiempo que damos respuesta a uno de los principales problemas de los sectores alimentario y cosmético, proporcionando limpiezas más sostenibles y una menor generación de residuos”. 

“Con los productos DETERBIO y CIP DETERBIO, pioneros de la gama Cleanity BIO, establecemos nuevos métodos de limpieza y métodos de control de biofilms”, ensalza el director de producto de Cleanity.

Los productos de base natural cuentan con importantes ventajas: un fuerte carácter limpiador, atacan al biofilm a través de sus componentes, inhiben el Quorum Sensing, tienen activos protegidos mediante encapsulación, reduce el consumo de agua en la operación y reduce la cantidad de biocida necesario.     

Esta combinación adecuada de enzimas, tensoactivos y extractos permite garantizar la eliminación del biofilm en tratamiento de choque, minimizar el impacto ambiental, reducir la cantidad de biocida necesario, así como abrir la puerta a un nuevo tipo de productos. 

La tecnología de Cleanity se enfoca en el uso de inhibidores no enzimáticos (furanonas), que representan pequeñas moléculas son capaces de bloquear los receptores de señales del quórum sensing.
La irrupción de este tipo de biotecnología se ha generado a partir de que la industria ha ido tomando conciencia de que los nuevos desarrollos también implican problemas medioambientales y, en ocasiones, efectos secundarios no deseados. Existe, además, mayor concienciación de que existe una dependencia importante de la economía mundial de los recursos naturales, que son cada vez más escasos, y una mayor preocupación por la salud y la seguridad.

Como explica el responsable de producto de Cleanity, “la industria ha comprendido que la inversión en investigación y desarrollo, -especialmente la que tiene en cuenta la relación entre tecnología y medioambiente-, es capaz de generar innovaciones que contribuyen a aumentar la competitividad y la rentabilidad de las empresas que son sostenibles en sus actividades”.

La presencia de biofilms es uno de los riesgos más acuciantes y complejos de controlar en...

Mostrar más Mostrar menos
JORNADA RETOS Y DESAFÍOS DE LA INDUSTRIA EN EL ÁMBITO DE LA HIGIENE INDUSTRIAL
29 marzo 2019
En los últimos años, la tendencia en el sector de Higiene industrial se dirige a reforzar la apuesta por la sostenibilidad, optimizando los recursos, los tiempos y la efectividad de los procesos de limpieza. Cleanity, como empresa a la vanguardia de la limpieza industrial, lleva tiempo trabajando en desarrollar soluciones que permitan la optimización de recursos tanto económicos como naturales, tal y como expuso durante una mesa redonda que ha organizado junto con FIAB para presentar su Manual de Buenas Prácticas en Valencia.

La jornada contó con la participación de Mauricio García de Quevedo, director general de FIAB, Nuria Arribas, directora de I+D+i de FIAB, Irene Llorca, Project manager en Diseño Higiénico y Seguridad Alimentaria de AINIA y María Amigo, consultora Asociación Valenciana para el Fomento de la Economía del Bien Común.

“Hace unos años nos pusimos el objetivo de liderar la transformación de la Higiene Industrial y ello implica ir un paso por delante en las necesidades del sector. Es por ello que nuestras soluciones son cada vez más sostenibles, más ecológicas y aspiran a generar menos residuos durante el proceso de limpieza”, ha explicado Mariam Burdeos, directora de Cleanity.
 
El director general de FIAB, Mauricio García de Quevedo, ha destacado el papel estratégico que cumple la limpieza e higiene para un sector estratégico para la economía nacional. “Es importante que las industrias adapten sus estrategias en limpieza y desinfección para dar respuesta a las necesidades de la población”.
Por este motivo, ha añadido García de Quevedo, “el Manual de Buenas Prácticas que hemos elaborado junto con Cleanity representa una herramienta eficaz para garantizar la seguridad de nuestros productos y minimizar los riesgos a través de la prevención. Además, nos invita a ser más ambiciosos, y seguir contribuyendo a la construcción de un sector moderno que va, en muchas ocasiones, por delante de los estándares que marcan los mercados más exigentes del mundo”.

En opinión de Nuria Arribas,el sector debe realizar una fuerte apuesta por la economía circular para adaptarse a los nuevos retos que están surgiendo. Esto debe ir acompañado, de forma indiscutible, por ayudas económicas que permitan continuar el trabajo en I+D en este ámbito”. 

Para Irene Llorca, de AINIA, uno de los mayores retos de la Industria de Alimentación y Bebidas es el diseño higiénico, un objetivo del que son cada vez más conscientes las empresas y para lo cual diseñan equipos específicos que hacen posible garantizar la inocuidad. “El reto es avanzar y asegurar la calidad de los productos, analizando los equipos y los riesgos que pueden suceder”.

A estos retos se debe sumar, en opinión de María Amigo, el redireccionamiento de la empresa hacia las personas: “En los últimos años ha surgido un movimiento ciudadano que propone un nuevo modelo económico que redirija el objetivo final de las compañías, que ponga en el centro a las personas en lugar del beneficio y que permita que la economía sea realmente sostenible”.

Precisamente la cultura people-centric forma parte desde hace tiempo de la filosofía de Cleanity. “Tomar conciencia de que nuestro motor y fuerza se encuentra en la estrecha colaboración con nuestros partners, clientes y trabajadores, nos ha hecho plantearnos un nuevo propósito para los próximos años. Desde Cleanity nos marcamos como objetivo el Liderar la Transformación de la Higiene Industrial. Durante este tiempo, hemos volcado todos nuestros esfuerzos en conquistar este reto y hemos visto que el ser líderes, se consigue haciéndolo juntos. Siendo líderes, juntos. Este es nuestro propósito para los próximos años juntos, queremos conseguir que la Higiene Industrial adquiera la importancia que debe tener. Y el camino hacia el liderazgo se consigue juntos. Nos convertimos en líderes juntos.”
 
En este sentido, Cleanity ha realizado un video resumen de la mesa redonda celebrada en Valencia explicando este nuevo propósito y cómo el Manual de Buenas Prácticas surge como respuesta a este compromiso. Pincha aquí para acceder al vídeo.

En los últimos años, la tendencia en el sector de Higiene industrial se dirige a...

Mostrar más Mostrar menos
CLEANITY EN AECOC SEGURIDAD ALIMENTARIA
21 febrero 2019
Un año más, Cleanity ha estado presente en la 16º edición del Congreso AECOC de Seguridad Alimentaria, donde ha aprovechado para acercar a los asistentes el Manual de Buenas Prácticas en Higiene y Desinfección en el sector que ha elaborado junto con la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB).

Actualmente, es esencial no solo que las empresas del sector adapten su oferta a la nueva demanda, sino que además se haga de forma segura y transparente, contribuyendo a la confianza del consumidor. Es por ello que esta iniciativa creada por Cleanity pretende ser una herramienta de referencia para pequeñas y grandes empresas de alimentación que ayude a la toma de decisiones en materia de Seguridad Alimentaria. 

En este sentido, identifica los 7 retos básicos a los que se enfrentan las industrias alimentarias: En primer lugar, la reducción de consumo, que es una preocupación en alza en todas las organizaciones, tanto por cuestiones económicas como por impacto medioambiental. Muy ligado a esto, destaca el control de la dosis y el uso de los concentrados, que han ido adquiriendo relevancia en materia de optimización de cosas y en eficacia. 

Y es que la preocupación por el impacto medioambiental supone uno de los ejes fundamentales sobre el que trabajar el futuro de la Higiene y Desinfección en las empresas. De hecho, la búsqueda de soluciones con menor impacto ambiental como los productos biodegradables, así como el control de los residuos, suponen dos de los grandes retos que debe marcarse el sector.

Asimismo, la transformación tecnológica, que ha dado lugar a lo que ya se denomina Industria 4.0, ha permitido mejorar los procesos productivos en temas como la securización de procesos, y automatización de pedidos, entre otros, y da pie a mejorar los diseños higiénicos que puedan adaptarse a las nuevas instalaciones y maquinarias que se incorporen a las industrias alimentarias. 
En palabras de Mariam Burdeos, directora de Cleanity, “participar un año más en este Congreso sobre Seguridad Alimentaria, y presentar este Manual tan útil para mejorar los controles en los procesos de producción es una gran satisfacción para nosotros. Nuestro objetivo es que sea un documento útil y dinámico, hecho por y para las empresas de Alimentación y Bebidas y que pueda dar respuesta a las nuevas necesidades del sector”.

Pincha aquí y solicita una copia del Manual de Buenas Prácticas en la limpieza y desinfección de Industrias de Alimentación y Bebidas en formato digital

Un año más, Cleanity ha estado presente en la 16º edición del Congreso...

Mostrar más Mostrar menos
CLEANITY, TU PARTNER DE BRANDING OLFATIVO
4 febrero 2019
Cleanity tiene una amplia experiencia en crear ambientes corporativos, en los que no se desarrolla únicamente un ambientador, sino que se dota a este  de personalidad para que transmita los valores de la marca.

Descubre las fragancias presentadas en el marco de FITURTech para el hotel del futuro: Ver vídeo

Cleanity tiene una amplia experiencia en crear ambientes corporativos, en los que no se desarrolla...

Mostrar más Mostrar menos
Páginas12345
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar